El rito de la mantilla

Como cada Jueves y Viernes Santo, Sevilla se viste de Mantillas negras dando lugar a la elegancia. La mantilla es una prenda de antaño de origen religioso en el que las mujeres lo utilizaban principalmente como prenda de abrigo y de un tejido mas grueso y con el tiempo fue evolucionando en moda dando paso a que las señoras utilizaran una peineta para que la alzaran. Hoy en dia la llevamos en Semana Santa en señal de luto por la muerte de Jesús, en bodas las madrinas y mantilla blanca en los toros.

"A las 9h me levanto, desayuno y me visto; a las 10h viene la peluquera; a las 12h..." Y así nos vemos todas el Jueves Santo, con el horario en la cabeza y en ocasiones sincronizándonos con nuestra pareja y amigos.

No debemos olvidar que estamos de luto y hay que darle su lugar, por lo que debemos tener muy  en cuenta el protocolo y saber que cosas como minifaldas, corales y claveles están fuera de lugar.

Si queremos vestirla correctamente debemos llevar:


  • Mantilla negra de blonda, tul o chantilly. El largo de esta debe pasar por el bajo del vestido o superarlo.
  • Peineta alta de carey o similar.
  • Vestido negro, no más corto que por la rodilla ni largo hasta los pies. La manga debe ser francesa o larga y si podemos evitar llevar chaqueta, torerita o cualquier complemento de abrigo, mucho mejor. 
  • Zapatos negros de tacón, unos de salón son muy adecuados para la ocación pero no debes abusar de la altura del tacon ya que te puede jugar malas pasadas.
  • Broche de metal de plata o rodio.
  • En cuestoión de los pendientes tenemos algunas opciones pero siempre teniendo claro que deben de ser discretos. Pueden ser perlas o similares, pendientes de plata o oro viejo que cuelguen pero no exagerado o pendientes negros con el borde en brillantitos, los llamados pendientes de la virgen.
  • Medias negras de cristal, nunca opacas.
Como complementos opcionales podemos llevar:
  • Guantes negros, de blonda o tul.
  • Bolso carterita de color carey, negro o azabache.
  • Rosario negro o azabache.
  • Gargantilla de oro viejo o plata. Es típico ver cadenas con una cruz.
El maquillaje debe de ser sencillo, no debemos marcar mucho nuestros labios y mucho menos utilizar colores como magenta o rojo.
El recogido sencillo y bajo por la nuca. La mantilla se coloca con alfileres de cabeza negra y en los hombros tambien debemos llevar para asi evitar que con el viento o caminado se valla hacia atrás.

Vestirnos para la ocasión nos puede salir desde 160 euros, incluida la peluquería, aunque si eres un poco sibarita como yo, te sale la gracia por mucho más. Es un gasto rentable ya que solo ese dinero te lo gastas el primer año y eso ya lo tienes para siempre, solo tienes que gastar en peluquería o bien apañarte tu misma, no obstante bajo mi punto de vista es algo compleja ponérsela una misma.

¡OjO! La mantilla tiene tal valor simbólico que no te la pueden embargar.

Aquí os dejo unas fotos mías vestida de mantilla:


Vestido de la firma Naf Naf y zapatos de Unit


                                                              
Broche plateado de rodio con detalles de brillantitos de cristal.


Aquí os quiero mostrar los pendientes que llevaba aunque no se aprecian mucho.


Guantes de blonda y bolso cartera de metal en color azabache


Así me colocó la peluquera la terminación.


Gargantilla de plata con cristalitos brillantes.


Mantilla de chantilly y peineta de carey.

¿Qué pensáis de esta tradición? ¿Os vestís de mantilla?


Recuerda que Sognalia tiene un servicio especializado en asesoría de imagen, benefíciate de grandes descuentos al contratar varios servicios.

No hay comentarios :

Creemos que los comentarios son constructivos, ¡ayúdanos a crecer!